En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniumtwitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Corea del Norte  señaló que no se dejará privar del "legítimo derecho a la autodefensa" y ha advertido a Washington de que enfrentará un "mayor dolor" por haber promovido esta medida.

 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, duda que las nuevas sanciones adoptadas por el Consejo de Seguridad de la ONU contra Corea del Norte tengan "algún impacto", pero ha destacado que es "agradable" que la resolución redactada por Washington haya sido aprobada por unanimidad, informa Reuters.

"Creemos que solo es un paso muy pequeño, no un gran asunto (…) No sé si tiene algún impacto, pero ciertamente fue bueno tener 15 votos a favor", dijo Trump. "Pero dichas sanciones no son nada en comparación con lo que finalmente tendrá que suceder", agregó sin aclarar a qué se refería.

Pero desde la Casa Blanca afirmaron que EE.UU. no descarta una opción militar para detener el programa nuclear norcoreano. "El presidente está comprometido a dar todos los pasos y mantener todas las opciones sobre la mesa para tener una península coreana desnuclearizada", señalaron sus portavoces.

Este lunes el Consejo de Seguridad de la ONU adoptó por unanimidad nuevas sanciones contra Pionyang tras su sexto y más poderoso ensayo nuclear, llevado a cabo el pasado 3 de septiembre. La resolución, que sufrió cambios significativos por la intervención de Rusia y China, prohíbe las importaciones norcoreanas de gas natural licuado y condensado, limita las de crudo y prohíbe sus exportaciones de textiles, una fuente clave de ingresos para el país.

Tanto Moscú como Pekín abogan por la implementación de métodos prácticos para resolver la crisis coreana, proponiendo que Pionyang suspenda sus pruebas nucleares y de misiles a cambio de que EE.UU. y Corea del Sur pongan fin a sus maniobras militares conjuntas.

Washington ha rechazado hasta ahora esta propuesta, argumentando que tiene todo el derecho de realizar los ejercicios con su aliado, Seúl. Más aún, Estados Unidos está tratando de presionar a Pekín para que ejerza más influencia sobre Corea del Norte.

Este martes, el Departamento del Tesoro estadounidense avisó que si China no cumple con las nuevas medidas "les impondremos sanciones adicionales e impediremos que accedan al sistema del dólar de Estados Unidos e internacional".

Por su parte, el Ministerio de Exteriores de Corea del Norte ha condenado el nuevo paquete de sanciones del Consejo de Seguridad y señaló que no se dejará privar del "legítimo derecho a la autodefensa" y ha advertido a Washington de que enfrentará un "mayor dolor" por haber promovido esta medida.