En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Quiere tener el panorama claro mientras baraja la posibilidad de aplicar el artículo 155 de la Constitución.

 

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy , pidió hoy al gobierno catalán que "aclare" si "ha declarado o no la independencia " y advirtió que conforme a esa respuesta La Moncloa adoptará las medidas que correspondan.

Rajoy reprochó al gobierno catalán una intención "deliberada" de "generar confusión" sobre sus pasos y por eso le pidió que aclare y especifique qué es lo que hizo ayer y qué alcance tiene.

"Hemos acordado requerir al gobierno de la Generalitat que confirme si ha declarado la independencia de Cataluña ", dijo Rajoy.

Asimismo, anticipó que sobre la base de la respuesta que obtengan adoptará las medidas que correspondan "al amparo del artículo 155" de la Constitución española que habilita la intervención y suspensión de una autonomía.

El presidente de España confirmó que esta tarde habrá una sesión del Congreso de los Diputados para tratar la cuestión pero quiso anticipar su posición por la cadena de televisión.

"Es urgente terminar la situación de confusión" en Cataluña. Ayer el presidente de la Generalitat catalana, Carles Puigdemont, hizo una declaración de independencia pero pidió su inmediata suspensión. Fue una salida que generó largas discusiones sobre el alcance de tan confuso paso.

La maniobra de Rajoy vuelve a poner la presión sobre la Generalitat. Los pasos dados en las últimas 24 horas vuelven grotesca una crisis política sin precedentes.

Se espera de un momento a otro la posición del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), el grupo más nutrido de oposición.

Horas más tarde de esta declaración, ya ante el Parlamento, el presidente español alertó de que la democracia del país atraviesa una de sus peores crisis recientes por el desafío secesionista: "Nuestra democracia vive uno de los momentos más graves de su historia reciente. Lo que vivimos estos días en Cataluña, España y Europa nada tiene que ver con diferencias políticas. Estamos ante el cuestionamiento y desafío a requisitos previos a cualquier discusión política: el imperio de la ley, el Estado de derecho".

Rajoy repasó el camino del independentismo catalán hasta su culminación el 1 de octubre, cuando el gobierno regional de Carles Puigdemont organizó un referéndum soberanista pese a que había sido suspendido por el Tribunal Constitucional español.

"Ese referéndum ilegal para volar nuestra Constitución, la unidad de España y el propio Estatuto de Cataluña ha fracasado rotundamente. Ningún resultado de ese referéndum puede servir para legitimar la independencia de Cataluña, ni mucho menos", sostuvo Rajoy.

"El referéndum fue el último episodio para imponer una independencia que pocos quieren y a nadie conviene", continuó para luego enumerar las irregularidades que marcaron la consulta, desde el censo dudoso a la falta de junta electoral pasando por el cambio a última hora que permitió a los ciudadanos votar en cualquier local.

"No hay país en el mundo que se haya tomado mínimamente en serio lo que ocurrió el 1 de octubre", remató.

Y finalizó: "Es hora de poner fin a este desgarro con el objetivo de recuperar la convivencia"

Fuente, La Nación.