En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Los programas de empleo del Ministerio de Trabajo beneficiaron a 939.046 personas durante 2016 e implicaron transferencias por un monto total de $ 3.704 millones.

 

“Con el objetivo de promover la empleabilidad de los trabajadores argentinos”, destacó un documento elaborado en la cartera. El informe, al que accedió hoy Télam, destaca que se busca “transformar los programas de carácter asistencialista para poner principal atención en los jóvenes y su formación profesional”.

Los funcionarios del área resaltan el enfoque prioritario en la problemática del primer empleo y sobre todo en la franja juvenil, ya que “los datos actuales muestran que alrededor de 966.000 jóvenes no estudian y tampoco trabajan o buscan empleo”.Según el documento, la desocupación afecta a 24% de los jóvenes de 18 a 24 años, por lo que el ministerio profundizó las políticas dirigidas hacia esa franja etaria mediante el relanzamiento del programa Jóvenes con Más y Mejor Trabajo -en el que participaron 107.773 jóvenes- y el proyecto de ley Primer Empleo enviado al Congreso.

La iniciativa promueve un nuevo régimen de empleo con exenciones de distintos porcentajes en las contribuciones patronales y otros incentivos económicos, para incorporar a trabajadores de entre 18 y 24 años con menos de tres años de experiencia formal.

El proyecto prevé además mayores beneficios para las empresas con menos de 200 empleados, para personas con discapacidad y para las 10 provincias del Norte comprendidas en el Plan Belgrano.

Por otro lado, agrega el documento, el Ministerio de Trabajo amplió las prestaciones destinadas a formación profesional -que beneficiaron a 208.798 personas- a la vez que aumentó la cantidad y mejoró la calidad de los cursos en todo el país. Otra decisión adoptada por el ministro Jorge Triaca apuntó a “dejar de invertir en programas que no generan trabajo y no tienen como principal objetivo mejorar la empleabilidad”.

Se suprimieron en ese sentido los programas de Entrenamiento para el Trabajo e Inserción Laboral para Entidades Públicas; de Formación Profesional Pública; de Empleo y Capacitación; y de Entrenamiento para el Trabajo de Organizaciones Modalidad Servicios. “Esto permitirá al Estado contar con $ 1.000 millones que serán destinados en 2017, a fortalecer las herramientas de empleabilidad”, remarcaron en la cartera laboral.

El informe resaltó asimismo los aportes que se realizan en el marco del compromiso asumido por el gobierno nacional en las mesas de diálogo con los distintos sectores sociales. Al respecto, indicó que el ministerio trabaja con diversas organizaciones de la sociedad civil “con el fin de disminuir la pobreza estructural a mediano plazo y, sobre todo, de recomponer los ingresos de los hogares más desfavorecidos”.

Durante 2016 se giraron a las organizaciones sociales más de $ 900 millones destinados a mejorar la empleabilidad de casi 260.000 personas de este sector de la economía, que participaron en los programas de Entrenamiento para Trabajo; de Trabajo Autogestionado; y Construir Empleo, puntualizaron en la cartera laboral.