En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

River Libertadores América

Alario en el festejo del primer gol del partido

Los dirigidos de Gallardo le ganaron a Tigres de México en el Monumental y de esta forma levantaron la tercer Copa Libertadores de la historia en la institución.

 

El Monumental estaba preparado para la fiesta, y la fiesta se dio. Con un primer tiempo muy disputado y cerrado, mientras River mantenía la presión alta e intentaba asegurar la serie, los mexicanos buscaban una distracción contraria para poner en ventaja a los suyos. 

Sobre el final del primer tiempo, luego de una gran jugada de Vangioni y un pase exquisito, porque fue un pase, a la cabeza de Alario que con un buen cabezazo (valga la redundancia) la colocó al primer palo de Guzmán que no pudo llegar luego de la estirada. Fin del primer tiempo, 1 a 0 para el local. 

En el complemento,  con la cancha más pesada por la lluvia el partido se puso más pesado para ambos, a los 74 minutos del partido Sánchez se le escapa a Damm debido a persistencia por atacar del volante de River, entra al área y es derribado por el mismo Damm. Penal, y el uruguayo es el encargado de patearlo. 2 a 0, y otra vez Sánchez frente a un penal decisivo, y otra vez gol. Ahora la abrió al palo. 

Cuatro minutos después, con un Tigres abatido y un River confiado, el mellizo Ramiro Funes Mori sentenció el partido de cabeza. La alegría sería toda de River que alcanzó la Libertadores por tercera vez en su historia.

Para ponerle el moño a la consagración, Cavenaghi anunció que “había cumplido un ciclo” y que su futuro no sería en el club que lo vio nacer.