En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

La entidad que regula el fútbol argentino de primera división llevó a cabo en los últimos días algunas sanciones hacia los equipos del torneo por incumplimiento del reglamento. 

 

La Superliga llegó para ordenar a la primera división del fútbol argentino y lo que es un camino bastante largo, lo viene haciendo a buena velocidad. Uno de los detalles que más han tenido los organizadores del torneo es el no dejar pasar por alto algunas situaciones que antes se habían vuelto moneda corriente.

En este caso, las autoridades del Comité de Disciplina decidieron sancionar a River por haberse excedido del plazo para presentar sus estados contables. La multa impuesta por la SAF es el equivalente a 500 entradas, es decir una suma de 200.000 pesos argentinos.

El club “Millonario” recién aprobó su balance económico el jueves pasado, el cual arrojó un déficit de 512 millones de pesos. La aprobación llegó con más de 50 días de retraso con respecto a la fecha límite que marca el reglamento de la SAF.

River cerró su balance el pasado 31 de agosto y tenía 120 días para aprobarlo y presentarlo ante las autoridades, es decir que el plazo vencía el 31 de diciembre pasado. Si bien el club tenía todo previsto para tratar el balance en una asamblea de socios durante los primeros días de diciembre de 2018, la reprogramación de la Final de la Copa Libertadores y su participación en el Mundial de Clubes hicieron que este se tuviera que ir atrasando.

Tras haberse excedido del tiempo reglamentario, la Superliga le abrió un expediente y tras el estudio pertinente llevado a cabo por las autoridades del torneo, el Comité de Disciplina decidió sancionar a River con el equivalente a 500 entradas populares.

San Lorenzo, Huracán y San Martín de San Juan también fueron sancionados por presentar tarde sus balances. Entre otras de las novedades, el Comité de Disciplina también sancionó a Boca Juniors por incumplir con el reglamento de competiciones. La infracción fue cometida por el club durante el partido ante Newell’s y tuvo que ver con la vestimenta del equipo. Según la norma, los clubes deben informar a la gerencia de competencias cuáles serán los uniformes que utilizarán en cada partido. Boca no presentó su uniforme en tiempo y forma y por lo tanto, la SAF lo multó con 20.000 pesos, el equivalente a 50 entradas populares.