En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Hillary Clinton se quedó con cuatro. La ex secretaria de Estado y el magnate republicano están cada vez más cerca de lograr sus nominaciones, luego de ampliar aún más las ventajas sobre sus rivales en las internas.

 

Donald Trump volvió a dominar la escena y se impuso en los cinco estados en competencia. Por su parte, Hillary Clinton, obtuvo la victoria en Maryland, Delaware, Connecticut y Pennsylvania. Mientras que su competidor demócrata, Bernie Sanders, ganó en el pequeño estado de Rhode Island.

Matemáticamente era imposible para la ex secretaria de Estado y el magnate neoyorquino cruzar el umbral necesario de delegados para obtener la investidura de sus partidos, a seis semanas del fin de las elecciones internas. Pero el gran número de delegados en juego, sin dudas, los acercó a su meta.

Bernie Sanders no demoró en dar su discurso, aún cuando las proyecciones no lo favorecen. Para él, sigue teniendo chances aunque los número de delegados no lo acompañen: "El Partido Demócrata se tiene que dar cuenta quién es el candidato que puede vencer a Donald Trump".

Sin embargo, Clinton está muy cerca de dar un golpe fulminante a su rival al ampliar aún más su ya inalcanzable ventaja, y quedar más cerca de la nominación demócrata, un paso monumental en su cruzada por convertirse en la primera mujer presidente de Estados Unidos.