En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Las autoridades de Indonesia decretaron el alerta máxima

 

KARANGASEM.- Desde el sábado, Bali está en alerta por la actividad registrada en el volcán Agung, que lleva días rugiendo y liberando una humareda gris. Hoy, ante esta situación, las autoridades indonesias decretaron la alerta máxima en la isla y decidieron evacuar a 100.000 personas amenazadas por el riesgo de erupción.

Foto: AP / Firdia Lisnawati

Foto: AP / Firdia Lisnawati

"Se subió el nivel de alerta por el volcán al máximo", declaró esta mañana un alto responsable del centro nacional de vulcanología de Indonesia , Gede Suandika. "Se han sentido temblores permanentes", agregó.

Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

 

Unas 40.000 personas instaladas cerca del volcán ya abandonaron sus viviendas y otras 60.000 tendrán que hacer lo mismo, estimó por su lado la Agencia Nacional de Gestión de Desastres

"Hemos ampliado la zona de exclusión y el número de personas que serán evacuadas aumentará, pero todavía no tenemos las últimas cifras", había dicho previamente Sutopo Purwo Nugroho, portavoz de dicha agencia.

El volcán Agung, cuya última erupción en 1963 causó 1600 muertos, expulsa una humareda gris que ascendía más de 3.000 metros.

La zona de exclusión alrededor del volcán, situado a 75 km de la estación turística de Kuta, fue ampliada a 10 kilómetros a la redonda y se instó a las personas que residen dentro de la misma a evacuarla.

 

Foto: Reuters

El aeropuerto de la isla de Lombok, otro destino muy turístico, al este de Bali, también cerró ayer por la tarde por culpa de las cenizas arrastradas por el viento. Pero hoy por la mañana volvió a abrir

 

Foto: AFP / Sonny Tumbelaka

Agung, de algo más de 3000 metros de altura, ya había rugido entre agosto y octubre. Más de 144.000 personas tuvieron que ser evacuadas.

La zona de exclusión alrededor del volcán, situado a 75 km de la estación turística de Kuta, fue ampliada a 10 kilómetros a la redonda. Foto: Reuters

Fuente: LA NACIÓN