En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

La crisis migratoria argentina no tardaría en llegar

Según analistas locales e internacionales, Mauricio Macri se enfrenta a una de las situaciones más difíciles de sus dos años y medio como presidente de Argentina. El país atraviesa una crisis económica que, según muchos, podría tener consecuencias similares a las que ya vivieron en 2001; año en el que los argentinos sufrieron una de las peores crisis de su historia. Esta dejó profundas cicatrices en la estabilidad económica y política de Argentina; cicatrices de las que el país nunca se ha llegado a recuperar completamente. Los argentinos no olvidan lo sucedido y a muchos les preocupa que las similitudes que están comenzando a aparecer entre ambas tengan el mismo desenlace. El déficit fiscal del país aumenta de manera incontrolable y ya se sitúa cerca de las cifras que se alcanzaron en 2001. Para frenar este incremento del déficit, el presidente argentino se ha visto forzado a adoptar una serie de estrictas medidas que, según muchos argentinos, son excesivamente regresivas. La última medida de Macri, una reforma jubilatoria aprobada en el Congreso el pasado diciembre, ha sido la gota que ha colmado el vaso. Esta reforma evoca el comienzo de la crisis que acabó con el expresidente De la Rúa corriendo hacia la azotea de la Casa Rosada para ser evacuado en helicóptero.

Las consecuencias económicas, entre las que se encuentran una subida desproporcional de los precios en comparación con los salarios, no son las únicas que preocupan a la población argentina. Ya no son solo los jóvenes los que se marchan del país en busca de nuevas oportunidades y experiencias. Gran parte de los profesionales altamente cualificados han decidido irse en busca de un futuro mejor. Entre los principales destinos se encuentran países como Estados Unidos o España, donde los argentinos han pasado a formar aproximadamente un 3% de la población. Sin embargo, Argentina no es el único país que ha forzado a sus habitantes a emigrar por razones económicas. Muchos países del sur de Europa han observado cómo jóvenes y adultos tomaban un avión para empezar una nueva vida en el extranjero. Las continuas crisis de carácter económico han propiciado la aparición de una nueva generación nómada, la cual está formada por jóvenes, adultos o familias enteras que salen de su país en busca de una vida mejor. 

El pasado 18 de diciembre, miles de manifestantes inundaban las calles de Buenos Aires para denunciar los recortes del Gobierno, los cuales solo afectan a los más desfavorecidos. La ira de los argentinos acabó con más de 80 heridos y decenas de detenidos, dejando imágenes similares a las de 2001. Sin embargo, la crisis económica que azota al país está lejos de convertirse en un nuevo “Argentinazo”. A día de hoy, el gobierno argentino se encuentra más consolidado que el del, en aquel entonces, presidente De la Rúa. A diferencia de este, Mauricio Macri fue elegido por el pueblo y obtuvo la victoria en las elecciones de 2015 con más del 50% de los votos. A pesar de la confianza que depositaron los argentinos en él, el gobierno actual no ha logrado cumplir con las expectativas del pueblo y se ha visto forzado a pedir ayuda al Fondo Monetario Internacional.