En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Desconfiar de los expertos y de sus medallas

El vino es elaborado para darnos placer. Y a diferencia de las otras bebidas su esencia es la de representar un conocimiento, un lugar, una tradición. Por eso podemos decir que el vino, si es auténtico, es un producto estético y cultural. Y al tomarlo nos transformamos un poco en artistas. Tenemos que ser curiosos y abiertos a lo inesperado.

Es evidente que esta manera de acercarse al vino no tiene nada que ver con todo el sistema de puntajes emitidos por los llamados expertos del vino: señores que catalogan un vino durante una cata de pocos segundos, justamente tratando de esquematizarlo, simplificarlo, reducirlo a un número. 

Desde el momento en que se mira con el ojo del “experto” ya no hay experiencia estética. Y entonces mejor desconfiar de quién les da tanta importancia a los puntajes, las medallas, los números. Ellos olvidaron toda curiosidad y encantamiento por el vino: se están perdiendo el gusto.

ESCUCHA EL MICRO COMPLETO EN: https://soundcloud.com/pablo-p-ferrajuolo/gps-19-210718