En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

El ex juez en lo Penal Económico, Carlos Liporace, y el ex titular de la Curtiembre Yoma, Guillermo Yoma, fueron condenados por el delito cometido en beneficio de la empresa de la familia política del ex presidente Carlos Menem.

 

El Tribunal encontró a ambos culpables por la sustracción de unos ocho millones de pesos embargados por la AFIP y que el entonces magistrado le devolvió a la empresa de la familia política del ex presidente Carlos Menem. 

Fuentes judiciales informaron que Liporace y Guillermo Yoma fueron condenados por el delito de peculado y  por mayoría el Tribunal rechazó el pedido del fiscal Diego Luciani para decomisar el dinero que recibió la Curtiembre Yoma.

"Actué en el convencimiento que no cometí ningún delito", dijo Liporace en sus últimas palabras antes del veredicto que dieron los jueces Gabriel Nardiello, Sergio Paduczak y Oscar Hergott. 

Liporace fue nombrado juez en lo Penal Económico por Menem y tuvo una causa contra la Curtiembre Yoma por la que ahora fue condenado a cuatro años de prisión, una pena que de quedar firme es de cumplimiento efectivo.

Se trató de un expediente en el que la AFIP denunció por el presunto fraude en reintegros del IVA por exportaciones a la Curtiembre Yoma, que también tramitaba una causa en la Justicia de La Rioja por un concurso preventivo donde tenía embargados 11.473.127 pesos.

Liporace le solicitó en mayo de 2012 a la Justicia de La Rioja que ponga a disposición de su juzgado el dinero embargado que a su vez el magistrado le traspasó 8.544.050,73 de pesos a una cuenta del Banco Macro de la Curtiembre Yoma.

La Cámara anuló la decisión de Liporace pero el dinero que había recibido la Curtiembre fue retirado de la cuenta -que tenía un saldo deudor de 400 mil pesos- en cuatro días.

Durante su alegato en el juicio, el fiscal Luciani acusó a Liporace de tomar esa decisión sin tener competencia para hacerlo, sin informarle a las partes de la causa y sobre fondos que estaban embargados.