En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Foto: Diario Los Andes

Desde el Ministerio aseguraron que el niño no sufrió lesiones y está en perfecto estado de salud.

El bebé, de un año, estuvo atado toda una noche en la Casa Cuna de Mendoza. Lo descubrió a la mañana una cuidadora.

 

Dos empleadas de la Casa Cuna fueron despedidas luego de que se comprobara que ataron con sábanas a un nene de un año y medio en su cama porque no se dormía.

"Es una práctica condenable y que está en contra de los derechos del niño” expresó indignada Ana Rosich, secretaria técnica de la Dirección de Infancia, Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF).

El hecho se conoció a través del Diario Vox y ocurrió hace tres semanas por la noche en el hogar ubicado en Godoy Cruz. “El nene estaba atado con sábanas y otra cuidadora que advirtió esto en el cambio de turno alertó de inmediato a su jefe directo”, explicó Rosich.

Rápidamente el Ministerio de Desarrollo Social y Derechos Humanos inició una investigación administrativa. “Primero se las cambió de función y luego se las separó definitivamente del cargo. No eran cuidadoras sino serenas que tenían un vínculo contractual”, contó Rosich. Ambas tienen entre 25 y 30 años y trabajaban en Casa Cuna desde fines de 2014.

Asimismo, Rosich dijo que el niño no sufrió lesiones y está en perfecto estado de salud. “Obviamente no queremos justificar nada pero afortunadamente el nene no tiene daños físicos. Es la primera vez que nos enteramos de algo así. Ahora el nene está acompañado por un equipo de profesionales que brindan apoyo psicológico. Además se va a investigar por qué la regente a cargo no detectó este incidente”, concluyó.