En vivo...

Estás escuchando...

Milenium Clásica

Panorama Mileniuminstagram @fmmilenium twitter @fmmilenium facebook @fmmilenium

Chiara Rufino

La justicia se basó en las prendas manchadas de sangre que fueron secuestradas en la habitación que la pareja compartía dentro de la casa donde se supone que fue asesinada la joven embarazada.

 

La madre y el padrastro del joven (16) que confesó el crimen de la adolescente (14) en la localidad santafesina de Rufino fueron imputados hoy como partícipes necesarios de los delitos de homicidio agravado por el vínculo, femicidio y aborto. La hipótesis surgió luego que en la casa del novio de la víctima se encontraran medicamentos que serán analizados para determinar si fueron utilizados o se iban a utilizar para que Chiara abortara.

El fiscal adjunto de Rufino, Mauricio Clavero, resolvió acusar con esa figura penal a la mujer de 34 años y su pareja de 43 durante una audiencia imputativa ante la jueza de la Investigación Penal Preparatoria, Lorena Garini.

Según indicó el fiscal regional de Venado Tuerto Alejandro Sinópoli, el punto principal para desestimar la afirmación del joven en cuanto a que actuó sin cómplices es la diferencia “abismal” que existe entre su relato sobre la mecánica del crimen y lo que muestran las pericias. “Estoy seguro que el menor no estuvo solo, porque en el contexto que desarrolla hay un salto abismal y se nota que oculta algo”, señaló el fiscal.